PERFIL DEL AUTOR
Jonatahn Mcmillan es un seudónimo detrás del cual hay una extraña pareja. Uno trabaja para un gran banco global. Es un experto en finanzas a quien nada le gusta tanto como bucear entre balances, diagramas de flujo y datos de transacciones en los centros financieros de Londres y Nueva York. El libro se publica bajo un seudónimo para proteger su identidad.
El otro es Jurg Muller, que optó por una trayectoria académica. Tiene un M.Phil. en economía de Cambridge y es doctor en ciencias económicas de la escuela politécnica federal de Zurich. En la actualidad es redactor económico en Neue Zurcher Zeitung.
Se conocieron en la universidad, pero perdieron contacto al tomar distintos caminos. Se rencuentran en el 2011 y decepcionados ante el modo en que sus pares, desde la banca y el mundo académico habían lidiado con la crisis, se decidieron a emprender juntos este libro, en el que comparten sus puntos de vista complementarios, sobre el funcionamiento de la banca.

CONTACTO

www.endofbanking.org
 

 

El fin de la banca

Jonathan Macmillan

 

De la Introducción…

Editorial Taurus, 2018.

La existencia de un sistema financiero sin bancos es no solo deseable, sino posible. Aunque, en otros tiempos, los bancos eran útiles y desempeñaban unas funciones económicas esenciales, la revolución digital trastocó la situación…

Contra portada

En este revelador libro, Jonathan McMillan sortea la complejidad de las finanzas modernas para explicar como la banca ha estado a punto de acabar con nuestro sistema financiero. La banca ya no funciona, y la revolución digital es el elemento que permitirá dejarla atrás. Basándose en una profunda investigación y con enfoque riguroso pero accesible, proporciona una alternativa a la banca innovadora y realista.

Jonathan McMillan, seudónimo de dos autores que conocen de primera mano los vericuetos de la banca, protagonizó un impresionante fenómeno de auto publicación y tiene el don de volver adorable y divertida la complejidad de los mecanismos financieros. El fin de la banca identifica la raíz de los problemas actuales y presenta un plan de acción valiente, original y adaptado al futuro.

Calificación

Esta es una reseña totalmente sesgada sobre este libro. Es descriptiva y crítica al mismo tiempo. Por lo cual, está llena de citas textuales con el fin poder diferenciar fácilmente los momentos objetivos y descriptivos, de todos aquellos que conllevan críticas y percepciones particulares.

La unión de estos dos autores que tienen una aproximación totalmente diferente hacia el funcionamiento del sistema financiero, uno desde el interior de sus corporaciones y otro desde la academia, debería ser una formula casi perfecta para dar una visión critica interesante sobre la coyuntura del sistema. Adicionalmente, los dos escritores, tienen una postura común ante el funcionamiento del mismo, lo que podría dar como resultado tener dos corrientes diferentes argumentando o demostrando la misma tesis.

¨El sistema financiero es un sistema virtual cuyo propósito se comprenderá cuando expliquemos sus componentes: el dinero y el crédito… El dinero se utiliza para el pago instantáneo, es un instrumento para el intercambio inmediato de bienes y servicios… El crédito se usa para el pago aplazado, con el crédito, el pago de dinero y la transferencia de bienes y servicios se producen en momentos diferentes. ¨

Tal y como lo describen al principio, dividen en partes el libro; una primera parte para principiantes, en donde se intenta explicar de una manera sencilla, los principios del sistema financiero y la banca incluyendo sus percepciones e ideas al respecto. El resto del texto es dedicado a las personas que tienen conocimientos sobre la industria, o que simplemente captaron muy bien la idea en la primera parte y están interesados en continuar.

En la primera parte se siente claramente la academia, y el libro se convierte en una combinación de texto universitario con relato de sus autores. Esto me imagino será ideal para un grupo de lectores, y nada atractivo para otros, pero no creo que sea un libro para todo tipo de lector. Los autores, lo explican en el prefacio:

“Este libro está dirigido sobre todo a nuestros colegas en el sector de la economía y las finanzas, cualquier lector interesado puede seguir sus argumentos.”

Después de describir en detalle el funcionamiento del crédito y la forma como evoluciona, desde la simple hoja de balance hasta las implicaciones de los acuerdos de capital de Basilea, pasando por las reservas de liquidez, los depósitos, el capital propio, el encaje, riesgos asociados, fondos de garantía, etc… explican como la era digital empieza a entrar al sistema con unas características que cambian conceptualmente muchas de las bases del sistema bancario tradicional.

“La revolución digital trastornó el delicado equilibrio entre banca, garantías oficiales y regulación bancaria y, como la actividad bancaria acabó descontrolándose”.

Es interesante la forma en que explican el nacimiento de la Banca sombra o alternativa, desde varias décadas atrás, como respuesta a las restricciones de la regulación a la remuneración de los depósitos y otras implicaciones más. El desarrollo de estos mecanismos constituyó una regulación no apta para la crisis del 2007-2008, que terminó en el desastre financiero que todos conocemos. Habla francamente de los conflictos que crean las entidades calificadoras, por ejemplo, al ser pagados sus servicios por el calificado, y como los acuerdos de Basilea han tenido cierta influencia o manipulación de la banca misma.

Se explica porque la banca deja de ser necesaria y más que explicar cómo podría funcionar un sistema diferente, se cuestiona; como un paso anterior y necesario, cual destino sería más apropiado, solucionando problemas como las asimetrías de información y los conflictos innecesarios, así como el papel de la organización pública en este nuevo entorno.

Es muy interesante la idea de choque de conceptos como el obstáculo más grande en el futuro cercano, pues el sistema financiero se ha aferrado a unos conceptos tradicionales, cada vez más evolucionados y complicados que son muy complejos para la mayoría de la gente. Incluso, hacen más complicada la discusión con grandes pensadores que pueden estar más interesados en los conceptos generales, los temas prácticos y las ventajas que puede traer la tecnología. Al fin de cuentas, todos estos conceptos son inventados por humanos, y la trascendencia nace de la huella que dejan en su uso cotidiano, pero esto no lo hace una verdad absoluta, ni un descubrimiento inmejorable.

 

 

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *